¡Hola Escapistas!

     Un escape room es un juego donde tendréis que resolver una misión cuyo objetivo es conseguir escapar de una sala en un tiempo limitado. Una vez que crucéis las puertas, os veréis inmersos en un mundo en el cual os convertiréis en los protagonistas de la historia, donde encontraréis un laberinto de acertijos, enigmas, mecanismos secretos, dispositivos de cierre cuya forma de abrirlos tendrán que ser encontradas por vosotros, códigos ocultos… en resumen, un complejo y elaborado circuito de pruebas tendréis que resolver a base de ingenio y trabajo en equipo.

     A lo largo del juego estaréis guiados por un Game Master. Él os visualizará en todo momento a lo largo de la misión y sólo si es necesario será el encargado de aportaros pistas si os bloqueáis en alguna prueba, u orientaros si por casualidad os despistáis demasiado.

ASALTO A LA ESCUELA DE MAGIA

 

       Cuentan viejas leyendas, que hace muchos, muchos años, algunos de los magos que fueron alumnos de la famosa Escuela de Magia y Hechicería, sucumbieron al que no puede ser nombrado y fueron obligados a crear a un portal secreto dentro de la misma. Este portal permitiría al cabo de los siglos, que los Malífagos pudieran acceder a la escuela para hacerse con todo el poder y destruir todo a su paso. Pero tranquilos, han pasado cientos de años desde aquella leyenda…. o no era solamente una leyenda??

     Sois un grupo de magos que la escuela está esperando ya que contáis con poderes muy avanzados. Estáis solo ya que todos los alumnos y profesores han sido secuestrados. Los Malífagos se han revelado y han asaltado la escuela para abrir el portal oscuro y poder hacerse con el control del castillo, por tanto, ahora el destino de todo está en vuestras manos.

     El director y todo el claustro de profesores han lanzado un hechizo protector para evitar que los Malífagos accedan y activen el portal, pero éste sólo dura 60 minutos. Disponéis de ese tiempo para hallar la forma de destruir el portal y evitar que se hagan con el poder.

    

¿SERÉIS CAPACES DE SALVAR LA ESCUELA?